Sinapsis de un Tapicero <!--Can't find substitution for tag [blog.pagetitle]-->

The Jubilauta.

Hola.

No tenía pensado dedicar un post a la jubilación en estos momentos, inmersoJubilación a los 70 en  negociaciones con la dirección de la empresa, he decidido no  hablar de lo que en realidad me ronda por la testuz porque no es bueno, ni recomendable, hablar con la mente caliente, ya que el mosqueo sanguíneo puede jugarte una mala pasada a la hora de escupir pensamientos dañinos para tu libertad condicional. Todo lo que digas puede ser utilizado en tu contra y tus derechos, lejos de leértelos, ya se los han fumado.

Con todo esto a tener en cuenta, dejo para más tarde el peliagudo tema del “compañerismo entre las aves gallináceas” o “el mareo de la perdiz al oficial y al aprendiz” de los que somos principales culpables todos los acomodados en la política del miedo que nos tiene asidos por las pelotas.
Ya vale, que se me calienta el morro y n’est pas posible. A cambio os dejo, resumido en un par de hojas, las concesiones que hemos hecho en materia de jubilaciones, una épica hazaña de la que pocos se enorgullecerán delante de sus nietos, aunque seguramente los conoceremos de  cuando vengan a ver al abuelo cansino que hace sillas,
algún Domingo.
          
           
             

Ahí queda, que estoy canso de sesera y parco en palabras.

Un saludo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

**ENLACES EN COMENTARIOS**