--------------------

Mala praxis.


Hola.

Cuando oímos el término de mala praxis, a todos nos viene a la mente una cagada médica de índole importante, pues bien, quiero ir más lejos y aplico la terminología a cualquier ámbito vital basándome en una definición que adapto a my way.

Llegados a este punto entiendo que una mala praxis es un mal uso de los  recursos existentes para llevar a cabo cualquier fin o una práctica chunga de lo que sea. Así pues, una mala praxis del fútbol podría ser, perfectamente, el ejemplo que os dejo a continuación:


obesidad3.jpg--644x362
(... para mí que en la siguiente foto de una supuesta serie, este niño aparece estampado contra el suelo con rotura inexcusable del isquiotibial, como poco, amén de acabar con el palo del chupa-chups incrustado en la tráquea).



Suponiendo que habéis captado la idea, aplicaremos my definition al mundillo que presumo conocer y que os muestro en este blog, osease, La Tapicería.

El sistema de fabricación en las tapicerías lleva implícito un tiempo de manufactura que en la mayoría de los casos, o en todos menos uno o dos, son impuestos por el empresario mediante acuerdo con los trabajadores o representantes de éstos. Existen tasadores que cronometran el tiempo empleado en cada pieza para elaborar informes que, junto a desgloses de material, escudriñan el precio de fábrica de cada mueble tapizado pero, dicho tasador de tiempos, cuesta una pasta que si se puede excusar… pues eso ;)

Una vez que hay un tiempo establecido se premia tu actividad a tanto la hora, llámalo destajo, os pondré un hipotético ejemplo o supositorio (de suponer ;)

  • Si una silla está tasada en dos horas de fabricación y el trabajador emplea una sólo, la hora aventajada se paga a x, siendo x = mísera prima por actividad.

Teniendo en cuenta el precario sueldo base del Convenio de la Madera, el trabajador por cuenta ajena se afana en arañar minutos en cada pieza para engrosar nómina de cara a una supuesta jubilación (que ya se ha “fundido” la clase política de nuestro país), dando pie a una posible rebaja sustancial en el cuadro de production time.

Generalmente en estos acuerdos de trastienda, el empleado no es el mejor parado ya que el empresario se ampara en los tiempos anteriormente conseguidos para aplicar vuelta de tuerca, presuponiendo que el ritmo de trabajo siempre   debiera ser  el mismo. Aquí es donde tienes un pie más allá de la delgada línea calidad/tiempo que ya mencioné hace un tiempo y que viene definida o establecida por las exigencias o requerimientos del cliente.

No quiero decir con esto que los tiempos de fabricación sean innecesarios, todo lo contrario. Hoy en día estos tiempos marcan la diferencia de cara a la galería en el cada vez más exigente y trillado mercadillo del usuario final… entonces, abaratar la obra casi como sea, se torna indispensable sí o sí.

Ha llegado el momento de mostraros, mediante multimedia, lo que conlleva la prima por actividad y que también podría denominarse prima de riesgo:

Un fiera en buena forma.

Este vídeo sólo es una muestra de otro estilo o forma de trabajar de un tapicero Mejicano que demuestra estar en un estado de forma envidiable y que  se merienda los sofases como quien expele metano.

Pero, ¿dónde quiero ir a parar?, pues bien, hacemos bucle y volvemos al principio de este post cual círculo vicioso o pescadilla que me muerde la cola, ya que estas primas por actividad se convierten en primas de riesgo médico por el peligro que entrañan para la salud del aguerrido currito. No es la primera vez que saco a colación los estreses del tendón o los desajustes en el lumbosacro amén de las tiranteces y/o sobrecargas musculares, pinchazos dorsales, epicondilitis, bursitis y tenosinovitis en los dígitos, catalogadas algunas como enfermedades comunes aún teniendo el origen en el puesto de trabajo por un mal uso, o abuso, de los tiempos de fabricación a cambio de unos eurillos al mes.

Después de todo y de los veinticinco años de profesión desmesurada que llevo aplomados en la riñonera, no son los eurillos los que se quedan contigo, no, ni las palmaditas en la espalda que tanto creemos necesitar y que no nos alimentan, son las dolencias antes citadas las que se han ocupado de hacerse un hueco en mi vida para que no me sienta tan sólo en mi paso por el mundo mientras me inflo a pastis de farmacéutica.

¿Qué si ha merecido la pena?… ni de coña, pienso en los casi treinta años de vida laboral que tengo por delante y me entran tembladeras en las canillas.

Si alguna vez lees esto compañero mejicano, floja la marcha, que así no se aguanta una vida, tarde o temprano tendrás que echar el freno quieras o no, o le guste a tu jefe o no, que es lo más probable… como probable es que las palmaditas en la espalda se vuelvan patadita en el culete.

Bueeno, como siempre, gracias por haber llegado hasta aquí y excusarme por la prosa anodina, que en casa el tema de la tapicería les tiene aburridismos y en algún sitio tengo que soltarme ;)

Un saludo.



9 comentarios :

  1. Me ha gustado el sistema de las barras sobre las que se deslizan los cientos de "sofases", pero claro, es que este chico no es tapicero, es un montador al que le pasan todo cortado y el asiento ya cinchado, las planchas de goma, los cartones, las telas..., y su pistola vuelaaaa....¡¡¡¡.
    Hay que cronometrar, desde luego para sacar costes, pero no hay que llevar esos cronos a la obsesión. El rendimiento se obtiene con una buena planificacion del trabajo, con un buen planteamiento y con un buen "puesto de trabajo", donde todo este a mano y en su sitio, donde halla comunicación y buen feeling, por lo menos esas son mis creencias. Si la planificacion es buena y el proceso de realizacion esta bien planteado no hace falta "correr" porque el trabajo "sale" a un ritmo natural..., pero muchas veces el empresario solo ve "horas" de beneficio.
    ¿Sabes que, Tapestry...?, creo que me gusta mas mi mundo del encargo y fuera de medida que ese otro mundo de la produccion industrial.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro.
      A mi también me chocaron las barras, pero el trabajo en cadena no está hecho para mi y como bien dices, el mundo del encargo tiene un encanto sin parangón pero sois pocos los que lo disfrutáis.
      Y en cuanto a los tiempos de producción... he averiguado demasiado tarde que los excesos forzosos acaban pasando factura, si hubiese hecho caso al sabio de mi padre, no me habría creído indestructible y me habría tomado la vida como si tuviera que hacerme super mayor ;)
      Gracias de nuevo por tus palabras, siempre es un honor tenerte por estos lares amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. ... por cierto, toda la razón cuando argumentas un trabajo bien planificado y ordenado, pero aún así pisas el acelerador por culpa del famoso "puntillo" que nos inculcaron nuestros maestros, auto marcándote unas metas personales cada vez más imposibles y que te hacen crecer como profesional, haciendo que busques distintas formas de tapizar, cambiando una y mil veces para un mismo resultado.
      Creo que es uno de los pocos alicientes que podemos buscar en el día a día para huir del odioso tedio.
      Otro fuerte abrazo ;)

      Eliminar
  2. Tu audio es increíble,jejje
    Es que los españoles hacen canciones de todo!!
    Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje... yo también me quedé prendado de la pieza cuando la oí ;)
      Lo que ya no resulta tan gracioso es cuando la famosa furgoneta te despierta los festivos a horas en las que todavía no han puesto las calles ;)
      Gracias por tu visita.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Jajaja qué gran ejemplo!

    Y sí, la banda sonora es de lo más apropiada, por supuesto :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste el audio ;)
      Gracias por tu visita Dani.

      Eliminar
  4. Ufffff.... Me estreso solo con verlo....
    Eso aqui se le llama forrapalos,
    Buen post!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje...
      Hola Iván.
      Todo un placer volverte a ver por estos lares ;)
      A ese ritmo no creo que aguante ocho horas durante un año laboral... y si lo hace, ya lo pagará el mozo :(
      Como bien decía Pedro, más que tapicero es un montador y a este tipo de trabajador por aquí le llamamos igual.
      Me alegra que te haya gustado la entrada, muchas gracias ;)
      Un saludo, Tapestry.

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**