--------------------

Fashion victim: Delicada seda.


Hola.

A estas alturas de la película y tras haber leído el título, ya os habréis dado cuenta de que he instaurado una nueva categoría: “Fashion victim”. En la entrada originaria hablaba de la paliza que supone trabajar con determinados materiales duros de pelar, los tirones y la fuerza bruta a emplear amén de penurias asociadas. Dando por sentada la lección vital de que ningún extremo es bueno, me voy a las antagónicas formas de tapizar: el dulce trato y suave trasiego de la mano sobre el sedoso material hacen que esta faena en concreto, no sea agotadora  sino que se convierta en una cansina parsimonia.

2012-12-20-271
El caso que nos ocupa trata de una butaca o silloncito de corte moderno: líneas rectas, asiento y brazos enfundados y costuras con pestaña… aquí mento el buen hacer de la compañera costurera, la fragilidad y delicadeza del material hacen que cada puntada de la máquina se convierta en reto, los tirones de hilo y enganchones hacen que cualquier repelo marque la tela de por vida, añadiré que cuando me toca en gracia una de estas, me “afilo” los dedos con lija… así es, me dejo los dedos impolutos de repelones y durezas porque no será la primera ni la última vez, que un hilo (de tantos) se enganche con las duricias.
2012-12-20-273
Pero no es por lo que os he contado por lo que se ha ganado la categoría, aunque hasta ahora se las traiga, todo esto viene condicionado por el agravante de que el respaldo, va fabricado en exquisito capitoné.

Ya de por sí, un capitoné requiere un “sobremanejo” para lidiar con los pliegues y  lucir limpio de arrugas, pero es con estos materiales donde te vuelves modorro para sacarlo impoluto, estas telas se arrugan con mirarlas mal y el tejemaneje  cierne entretenido de la muerte cuando embutes el botón a través de los seis centímetros de goma, es en estos momentos donde tienes que echar arrojo y redaños aplicando sabiduría… y armarte de paciencia.

Unos por tanto y otros por tan poco, tan pronto te las ves con duro pellejo como con delicada seda… tal vez por eso me gusta tanto mi trabajo y es que  no dejas de aprender o de repasar lecciones un día sin otro.
2012-12-20-273

2012-12-20-272 














Aprovechando que estáis por aquí  y que empezamos con un capitoné, os emplazo a volver a tiempo para las siguientes entradas porque este año, aparte de empezar como la seda (…) viene con el capitoné paso a paso en la sobaquera… o hablando limpio, debajo del brazo.

Suerte con los Reyes y ánimo para lo que se nos viene encima ;)

Un saludo.



17 comentarios :

  1. La seda exige mucho.Y encapitonada no te digo.Ahí es donde se ven las buenas manos.Aflora tu lado más sutil, más delicado,más femenino...(no lo digo por la manicura previa eh?)Y luce que da gusto, aunque deba tener un Martindale parecido al papel de fumar.
    En fin, un trabajo que te dignifica como oficial.
    Esperamos ese capitonazo anunciado...
    Un saludo Tapestry.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje... no me imaginaba yo que habría cachondeo con la manicura, como has hilado, amigo... muy bueno lo tuyo ;)
      Aprecio y me enorgullecen un montón tus palabras, sabiendo como sabes, de primera mano, de lo se trata.
      Fue un trabajito delicado y que me entretuvo un buen rato (sin levantar cabeza), esto es algo que tengo que agradecer al jefe, que me da cuartelillo para niquelar estas faenas dignas de exposición.
      Muchas gracias Oscar.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Perfecto, como siempre!!!
    Que los reyes te traigan lo que puedan!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lila's Girls ;)
      Me alegra que os haya gustado y sí, espero alguna cosica que seguro haré pública... a no ser de chasco, jeje...
      Un beso.

      Eliminar
  3. Tu jefe no te da cuartelillo, Tapestry, es que sabe perfectamente a quien darle los huesos duros de roer. Lo que has comentado de la manicura es bien cierto, aunque se presta al cachoneo, je, je, je (ese Oscar). Solo vosotros sabeis lo que cuesta trabajar con ese tipo de tejidos, el cuidado, el mimo y como siempre, los años de oficio bien llevados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no quiero quitarle el carné de graciosillo a Tapestry.Pero tened cuidado que me embalo y no tengo fin.Supongo que por esas cosas les trato de usted en mi blog.Porque me conozco.Y le saco un chiste a un entierro.Así controlo las formas.Si me paso un día, me dais una collejita amistosa, con cariño jeje
      Yo ahora como tapicero remendero no lo sufro,porque no estoy todo el dia dale que te pego al tapizado en sí, pero en las fábricas acababa con las manos de lagarto, de esas que cierras el puño y sangran.Y eso hace tecnicamente imposible que las manos corran por muchas telas, y más la seda.Además la sensación es bastante desagradable.Así que la piedra pómez debería incluirse en las herramientas del oficio.Un saludo tapestry.Prometo no volver a hacer bromas sobre tu manicura, que ya van dos veces...

      Eliminar
    2. Sabes bien lo que dices Pedro, ya sabe lo que se hace... y hace bien (al respecto ;)
      Y en cuanto al tema "repelones", aquí compartimos opinión los tres, son telas que se las traen y la manicura es harto necesaria si no quieres llenar de enganchones la tala en cuestión, además de la inclusión de la piedra pómez por convenio... y tranquilo por meterte con mis uñas... ¿a que no sabes de que color las llevo ahora? ;)
      Un saludismo para ambos dos.

      Eliminar
  4. Preciosa! ADoro las telas delicadas y las texturas, un trabajazo sin duda.
    ME Apunto a las sesiones decapitoné, es algo que me despierta una gran curiosidad.
    En cuanto a la maincura me he reído un rato.
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que quedó guapa... y delicada a más no poder.
      Respecto al decapitoné, ¿es cuando te siegan por el cuello, no?, jeje... no sabemos de la importancia de la barra espaciadora hasta que nos olvidamos de ella ;)
      Me acuerdo de que tengo un capitoné pendiente contigo desde hace días pero si recuerdas, todavía ando buscando entre discos duros y el viejo portátil la información desaparecida, así que será de reciente y propia adquisición... ya te queda menos Mamen ;)
      Ah! hoy tocan uñas fucsia, a juego del morro...
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Complicado y delicado trabajo con un resultado excepcional. A mi me daría pena sentarme por si la engancho con un botón del tejano...jeje...no me lo perdonaría jamás!
    Un saludo!
    Maria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste María ;)
      Si supieras que sólo de apoyar un dedo se hace arruga... y es que por mucho que tenses la tela en cuestión, su elasticidad cero la hacen más intratable si cabe, como para sentarse con el llavero ;)
      Creo que estas butacas son sólo para bonito, en algún rincón de cara a la galería porque prácticas, no lo son en absoluto, te comes un bocata de anchoas a dos metros y ya salen cercos ;)
      Un saludo María.

      Eliminar
  6. Si, si, si a todo, estoy totalmente de acuerdo, no se que prefiero, si una piel de buey, charol o seda,
    Me encanta "fashion victim", me veo a mi misma con las últimas sillitas que me tocó hacer en seda (encima rayada) y Ahora que es tan fashion tapizar con sacos o arpillera, mis manos están como una lija, litros y litros de crema a todas horas, claro que si la manicura os va bien....
    Buen trabajo, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablamos de lo mismo, eh? ;)
      Yo también lo prefiero todo, es lo más bonito de nuestro trabajo, tener que improvisar en cada pieza le da un aliciente creo que necesario.
      Supongo que con las sillas que mencionas andarías de lo más entretenida... y el resultado ya lo supongo, seguro que para nota ;)
      Yo hace días que no manipulo arpillera más allá de entretelar aunque recuerdo las palizas de guarnecido donde el continuo trasiego con crin y arpillera, me hacían un pilling digital casi sangrante, jeje...
      Bueno, me alegra contar con tu aprobación profesional, es algo por lo que a uno se le hincha el pecho, muchas gracias ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  7. El silloncito una monada. nosotras seguimos con nuestras peripecias de principiantes en tu complicado mundo...seguimos sin pausa, pero sin prisa. bss Acaramelada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Acaramelada ;)
      Me alegra que te haya gustado el sillón y que sigáis haciendo vuestros pinitos en la tapicería... ya tengo ganas de ver esas sillas rosas en vuestro taller del azúcar ;)
      Un beso, Tapestry.

      Eliminar
  8. Ayyyy Tapestry mi próximo post es de una silla que tapicé en seda pero luego de leer la explicación no sé si subir el post al blog o tirar la silla por la ventana...todo lo descripto es absolutamente real, y lo tendré en cuenta para la próxima silla. Gracias, Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la tires, mujer! con lo que te habrá costado deberías presumirla ;)
      Y para la próxima yo me pensaría usar otro material, que la seda luce mucho pero de práctica, poco.
      Y no hay nada que agradecer Julia, lo que se hace por gusto...
      Un saludo.

      Eliminar