Sinapsis de un Tapicero <!--Can't find substitution for tag [blog.pagetitle]-->

Unos bastidores sesenteros.


Hola.

Habiendo dejado por sentado el buen rollito interregional existente entre los tapiceros de por estos lares, vuelvo de nuevo a hablar de la tapicería añeja, esa que tanto me gusta catar, la que me devuelve a los orígenes y hace que aprecie y respete cada vez más el oficio y sus formas.

Unas sillas de hechuras artesanales, sin cortes ni uniones impecables y cada una con su sello de personalidad implícito. Me imaginé al ebanista artífice tallando a golpe de navaja cada una de ellas, sin prisas ni cronómetros resoplando en la nuca, tal vez por eso hayan llegado hasta nuestros días con alguna tuerca por apretar sin más.

DSC_0033Esta vez no toca guarnecer ni poner tachuela, tampoco capitoné ni enaltecer las formas imposibles con materiales intratables. Os vengo a enseñar unos simples bastidores y que tal vez por esa simplicidad, despertaron mi admiración.

De terciopelo bronce diez eran diez, las que me esperaban con más ganas de las que yo les tenía. A golpe de tacto, la goma se había esfumado dejando adivinar un manto de crin encima de las cinchetas radiales  que se iba deshaciendo sobre el  cotón amarillento plagado de celosía, gabarrotes o puntas de tapicero que hacía de fondo… os diré que no había desclavado tal cantidad de puntas en la vida, fruto de una, en el mejor de los casos, restauración anterior.

Algo me daba en la nariz mientras tenía la mosca detrás de la oreja y en modo escudriñador, empecé a destripar con cierta inquietud sin poder esperar a quitar puntas para verles los entresijos, así que armado con mi fiel tijera, empiezo rasgando el fondo encontrándome unas cinchas de yute cubiertas de arpillera que, supongo, serían el sustento original.

     DSC_0038  DSC_0037

Hasta aquí todo normal, pero tras un par de tijeretazos más, salen a flote retazos de restauraciones varias y que, bajo mi puntillo de vista, no hablan muy bien del que en su día se dedicó a tapizar en formato photoshop… o por capas, para que me entendáis. Tal vez quisiera preservar el estilo nativo de la pieza y por eso reclavó celosía como si la vida le fuera en ello pero viendo lo que asomaba por cada una de ellas, esta idea se difuminaba a la misma velocidad que iba vislumbrando sus artes:

       DSC_0039         DSC_0040
       DSC_0041     DSC_0052

Una vez con la madera desnuda, me llamó la atención la fragilidad que parecían tener estos bastidores que, creía intuir, se crujirían al primer tirón de la cincha nueva debido a su escaso grosor y liviano peso… ya me sabe malo, ya, pero no se deciros la madera de que se trata ni el estilo ornamental al que pertenece la sillería (aunque apostaría por el Colonial) pero puse la mano en el fuego por ella y la sometí a la tensión de las cinchas esperando casi cualquier cosa, como os imaginaréis, siguieron inalterables de forma que, por cierto y menos el frente, era de una pieza.

DSC_0076
DSC_0053 

En un principio, el dueño y amigo, quería conservar su factura original tapizando con el mismo terciopelo  por lo que se antojaba una restauración fiel. Barajando muestrarios, al final se optó por combinar un par de telas de corte acorde a nuestro siglo, aquí es cuando decido actualizar materiales entretelando  y engomando con varias densidades para conseguir la sentada que yacía en el tiempo. También decido, como sujeción, meter grapa de por medio ya que la considero menos intrusiva con la madera que la celosía.

Bueno, terminando y dejando muestra de toodo lo que os cuento, os dejo un par de fotos de estos bastidores con solera ya colocados  en su lugar de origen, espero que os guste el resultado, como poco, tanto como a mí ;)

             DSC_0077   DSC_0078

Un saludo.


10 comentarios :

  1. Madre mía.Más que un asiento parecía un pajar.Veo que desgraciadamente los artistas del photoshop abarcan toda la geografía.Divertida faena que has resuelto con dignidad y paciencia.Buen trabajo.La verdad es que las sillas se lo merecían,son muy bonitas.
    Saludos compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Óscar, unas sillas muy bonitas que no lucen por culpa de las fotos pero, al natural, tienen un algo que enamoran y devolverles la caché ha sido un tributo a la lozanía.
      Te agradezco esa aprobación profesional que siempre anima ;)
      Un abrazo, amigo mío.

      Eliminar
    2. Hola Tapestry.
      Un trabajo impecable, como siempre. Ya sabes que nosotras pensamos que todo mueble y sillas tienen una segunda oportunidad. Así que éstas que has recuperado son una maravilla. Y el tapizado, perfecto, magnífico.
      Nosotras también nos hemos encontrado con cinchas de yute, y las que hemos podido conservar, las hemos dejado. Nos parecen geniales!
      Ya no me enrrollo más. A estas horas tan tempranas de la mañana, tengo el cerebro demasiado fresco!
      Un beso
      Lila's Girls

      Eliminar
    3. Hola Lila's Girls ;)
      Gracias por vuestras halagadoras palabras, por mi parte, da gusto madrugar para encontrarse con comentarios como el vuestro, jeje...
      La verdad es que las sillas pedían a gritos esa segunda oportunidad de la que habláis... y se lo merecían, que recuperar piezas con cierta edad dan un toque especial allá donde se luzcan.
      Como siempre, gracias por vuestra visita y por dejaros unas palabras en el camino ;)
      Otro beso para vosotras, Tapestry.

      Eliminar
  2. Son unas sillas preciosas, y los bastidores como huevos kinder. ¿Los asientos que has preparado son el "método quebac" que comentaste en alguna ocasión, cerrado con cola de impacto o contacto?.
    Como siempre un trabajo impecable y muy interesante.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen ;)
      Estoy contigo, las sillas son muy guapas y cómodas... desde hace poco, jeje...
      Los asientos van engomados de la forma más normal, una goma de uno y medio para conseguirles vuelo y una a volver de dos y medio dura, envolviendo. Ésta última, grapada a media madera para que ajusten a la hora de encastrar en la silla sin estorbos de bultos.
      Agradezco tus palabras Mamen, siempre es un honor proviniendo de la chica de las manos bendecidas ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Bravo pour cette réfection Tapestry ! Bonne continuation ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita... y tus palabras ;)
      Un saludo Yvon.

      Eliminar
  4. Buen trabajo compañero esa tela parece la simbyan de rallita fina las que pare que fueran de lona aragonesa con rayas. Quedan feten en las sillas de salon... he descubierto tu blog y me parto con lo del photosop... aqui cerca donde trabajo (solo) tengo un forrasofas del 15! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amador.
      La tela es la que comentas y te doy la razón, quedaron de lujo, aquí mi amigo y su hermana dieron en el clavo eligiendo ;)
      En cuanto al tema photoshop, si puedes (y te apetece) no te pierdas las próximas entradas, este artista no le llega a la suela los fenómenos que metieron mano a unas sillas que os enseñaré en breves... si esto te ha parecido fuerte, agárrate los machos...
      Y para terminar, coge distancia con el forrapalos no vaya a ser contagioso, jeje...
      Gracias por tu visita y por dejarte unas letras ;)
      Un saludo, Tapestry.

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**