Sinapsis de un Tapicero <!--Can't find substitution for tag [blog.pagetitle]-->

Y yo, ¿qué pinto en todo esto?

Hola.

Ya hacía días que buscaba una excusa para escribir algo y por fin la he encontrado: ya tengo más ganas.

Una vez explicado el cómo y el por qué del esqueletaje, el siguiente paso a seguir para la fabricación de un mueble tapizado, es el barnizado. Aquí le damos color a las patas de sillas, sillones o sofás que lo requieran y según petición expresa del cliente. Esto es como la vida misma, hay colores, pues eso, de todos los colores: desde el negro más negro, al blanco angelical pasando por el marrón medio colorao o casi colorao del todo (a este color lo conocen por Mixto), grises de todos los matices o cualquier color que pegue con las cortinas del cuarto de la chica… vamos, colores a  la carta para el cuarto de la Marta.

La marmita de los colores.

Básicamente, así se preparan los colores más utilizados y que no necesitan tiempo de "marmita" para confeccionarlos: La Nogalina, que viene dispuesta en polvo y de varios tonos, se precipita cuidadosamente y según especificaciones del fabricante, sobre un recipiente con determinados litros de agua caliente para facilitar la disolución del producto, se remueve hasta se homogenice y yastá, tanta palabrería para llegar a esto, si es que cuando uno anda rápido de reflejos las palabras brotan o emanan de la casi nada para llegar a casi ningún sitio…

Dando color al bastidor de una silla.
Una vez hecha la mezcla, y tirando de esponja, se aplica el baño a la pieza controlando de repartir uniformemente la sustancia de color. Aquí ya está preparada para seguir la sesión de maquillaje y aplicar coloretes, rayas o sombras. Una solución aplicada a pistola compuesta de catalizador (sustancia ésta que impide que la porosa madera no siga absorbiendo el color, fijando el flujo interior de la nogalina) y tapa poros (sustancia ésta que aísla el conjunto del exterior), fijan el color seleccionado. Ahora toca tiempo de reposo para que todo ello seque, dejando una superficie rugosa al tacto que pide a gritos un cuidadoso lijado manual, ya que un lijado excesivo acabaría desintegrando la fina capa de color incrustada en la madera.


Ya está lijado y hemos repasado los cantos que, por el efecto de la lija fina, algunas veces pierden un ápice de tinte. Sólo queda darle el acabado deseado por el cliente. Éstos son los más usados:
  • Natural: Pues eso, natural como la vida misma, hay veces que se pide tal cual, sin aditivos ni conservantes. Aunque esto no es un acabado, más bien, es un color. Pero el acabado en sí, es natural.
  • Encerado: A éste se le aplica a golpe de muñeca y trapo de algodón, una cera a base de ceras vírgenes y trementina que le da un aspecto rústico. A mí, personalmente, es el que más me gusta para un color nogal nº 5 (según fabricante).
  • Mate: Se aplica con pistola y, como la misma palabra indica, mata el brillo dejando un color inacentuado.
  • Brillo: Pues lo contrario que mate, brilla.
Luego están los jaspeados que dan aspecto de raído o ajado por el tiempo y que se consigue a base de lijar estratégicamente en cantos y formas de la pata. Difícilmente encontrarás dos iguales.

Bueno, hasta aquí llegan mis conocimientos aplicados sobre el barnizado. Cómo siempre, existen cientos de matices que dejaremos para los profesionales del sector que son los que en realidad comprenden como responde la madera a las agresiones exteriores citadas.

Un saludo.




4 comentarios :

  1. Wuenassss..., yo también me pregunto que hago aquí, pero añadiré a tus instructivas palabras que hay maderas mejores que otras para pulimentar. Normalmente usaremos el haya, que absosrve por igual y que coje cualquier color, pero otras de las maderas que dicen que tiñe muy bien es el cerezo o el arce..., en fin que algun pulimentador nos arrroje luz Tapestry que también es un mundo interesante este de los colores y los gustos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Bicipalo.
    Un placer verte por aquí, siempre es una alegría que el personal cualificado te dedique su tiempo, y más cuando presta sus conocimientos.
    Como apuntas, el haya es la que más utilizan los barnizadores que conozco, pero el resto que mencionas como que no sabía de sus propiedades para el tinte. Siempre se está aprendiendo algo nuevo y no estaría de más que se pasara algún barnizador para dejar las cosas claras.
    P.D.: Impresionante exposición de la película la que haces en tu página, lástima que tenga vetadas todas aquellas que no sean infantiles... es lo que tiene ir al cine con los hijos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tapestry, "Entrelobos" es una pelicula suave, no se ve sangre y los ataques de los lobos son muy velados..., sin embrego, casi todo el metraje se pasa enfocando al niño y es una gozada ver como mira la camara, los detalles de dulzura y cariño..., no se la edad de tus chiquillos, pero te repito que la peli es ante todo naturalista, tranquila.
    Un abrazo Tapestry.

    ResponderEliminar
  4. Hola Bicipalo.
    Igual por ser tranquila, sin sangre, sin efectos espectaculares o que el metraje pueda ser un monólogo del niño con los lobos, es el tipo de película que no está pensada para los míos, que los conozco como si los hubiese parido :D
    Esta es una de esas películas que tendré que ver con mi ego en alguna noche que no me apetezca escribir y la mujer no quiera ver alguna del rollo chicas... ahora, adivina quien no manda en casa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**