--------------------

El ojo crítico.


Hola.

Ya en su día expliqué, a groso modo, los orígenes de mi puntillismo profesional y que con el paso del tiempo se tornó en enfermiza obsesión por el acabado impoluto de las piezas que pasaban por mis manos, una continua búsqueda de técnicas y trucos que, a mi parecer, todos los compañeros de profesión deberían buscar con el mismo ahínco.

2012-09-28-161

Una vez puestos en situación gracias al párrafo anterior  y a modo de introducciónDetalle1, quiero dar a conocer una nueva categoría que he bautizado como “Detalle” . Como la propia palabra indica, trataré de mostrar el punto de vista del profesional tapicero cuando observa una pieza tapizada, sea obra suya o no.

2012-09-28-157
2012-09-28-159
No es un dogma indiscutible entre compañeros de profesión, me consta que el ojo crítico del que os hablo, muchos lo pasan por alto o no le prestan la atención que le profiere el que suscribe y mucho menos, se lo exigen o se lo pagan. Es por esto que quiero aclarar, fehacientemente, que es mi punto de vista quisquilloso y mi hacer meticuloso el que me guía la mirada a los rincones estratégicos, a los pliegues y a los cortes ajustados, el perfil de las pestañas y, como no, tiros y castañas. Tampoco se escapan uniones y costuras, líneas y cuadros e incluso el hilo de una tela lisa es objeto de la mirada crítica que me acompaña en todo momento… como si se tratara de la maldición del tapicero, os puedo asegurar que rara es la ocasión en que admiro el mueble como tal y no como el conjunto de todo lo mencionado.  
                                
2012-09-28-158
2012-09-28-160




 




En definitiva, con esta serie de entradas quiero dar a conocer esos pequeños detalles que, a mi modesto entender, marcan la gran diferencia.

Y ya para terminar, os invito a que descubráis el gazapo gráfico oculto entre las fotos, un pequeño gran detalle que se pasó por alto y que pudo haberse solucionado en menos de diez minutos… pero, entonces, ¿de qué hablaríamos? ;)

Un saludo.



18 comentarios :

  1. Hola Tapestry
    Los detalles son, como bien dices,la gran diferencia.Sin ellos este oficio pierde mucho.Al tapicero lo hacen crecer como profesional, y al mueble le marca la diferencia entre lo chabacano y lo excelso.Aunque admito que a veces puede llegar a ser obsesivo.Pero es que ahí está la salsa,el feeling...buena idea hablar de los detalles en un mundo en el que están olvidados.saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Oscar.
    Tus palabras son valiosísimas, los comentarios de un profesional ennoblecen esta página, y más cuando están llenas de razón y sabiduría ;)
    Me alegra saber que compartimos el gusto por el buen gusto, ese punto de sal que le da sabor a la faena de diario ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno,bueno....,yo creo que ese gazapo está en el vivo que remata el contra.....¿¿¿¿.....????,los colores no casan con las rayas....,por lo demás la butaquita está muy bien "casada".
    Y es cierto, como apunta Oscar, a vecesson un cumulo de pequeños detalles de calidad y de gusto lo que diferencia un mueble de otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para qué retrasar la agonía, sí, es el vivo del contra. Ya supuse que no duraría el misterio en el momento que Oscar y tú os pasarais por aquí... como para que se os escape ;)
      Hay conexión, estamos de acuerdo en dónde radican las diferencias ;)
      Un saludo Pedro.

      Eliminar
    2. Pedro, te invito a que investigues y encuentres otro detalle susceptible de mejora... y éste, no es tan fácil ;)

      Eliminar
  4. La verdad es que casar los cuadros de forma integral, como el modelo en cuestión es un trabajo titánico.Y más si tienes que ir cuadrando el "cordoncito".Vosotros al hacerlo en fábrica ya lo tendreis por la mano,pero seguro que hay un compañero con el cuerno roto de cuando hizo el desarrollo del sillón.
    De todas maneras yo creo que ese vivo rebelde lo han puesto adrede para que el cliente se de cuenta que todo lo demás casa a la perfección.Además,con un poco de suerte irá contra la pared.:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una faena importante, en cuanto al compañero, sólo tuvo que seguir unas directrices y marcar unos piquetes donde el tapicero tuvo en gracia verlos pero, aún con las plantillas marcadas, el amigo cortador tiene que estrujarse la sesera de lo lindo, el metraje que se desperdicia y el que te mandan no deja lugar a muchas ostias y por cierto, imaginas quién fue el artífice de la obra? ;)
      Te puedo asegurar que no se hizo a idea, más bien un despiste de lo más tonto a la hora de empalmar los vivos, pero no es más que una evidencia de que somos humanos... y como lo pongan contra la pared, lo mismo me mosqueo!, debería presidir la habitación donde lo pongan y re-decorar a su alrededor ;)
      Un saludo Oscar.

      Eliminar
  5. Felicitaciones a Los tres por la "conversaciön" tan profesional ...y el orgullo de realizar su trabajo en forma perfecta...no es lo que veo por estos "lares". Nuevamente mis felicitaciones, Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voto por mí y por todos mis compañeros: Gracias Julia ;)
      La mejor recompensa, es cuando ves la obra terminada y ves que tus esfuerzos salen guapos en la foto,jeje...
      Estoy casi seguro de que algún artista de la grapa anda escondido por tu tierra, sólo hay que toparse con él ;)
      Un abrazo Julia.

      Eliminar
  6. Gracias Julia. Bueno, como nadie responde dire que el frente del asiento al doblar la esquina se descasa,porque la tela es toda de una pieza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si ahora sacamos pelos de una calavera y me dejáis con el culo al aire!! ;)
      Ahí tienes razón Oscar pero es inevitable si, como bien dices, el frente del asiento y del almohadón lo quieres sin costuras, que es el caso... así que el desafío, sigue vigente.
      Gracias por la participación Oscar, creo que acabaremos destripando la butaca ;)


      Eliminar
  7. Si le haces costura la raya blanca se estrecharía,y entonces sí se vería un churro.Sé que esto ya es rizar el rizo.Pero es que no he encontrado más "fallos."La butaca está de lujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje...
      Como comenté, no es un fallo sino un detalle susceptible de mejora leve, que no crucial. No es cuestión de costuras y empalmes sino de cómo está cortada la faja del almohadón, posiblemente, sea el rizo del que hablas ;)
      Yo habría centrado la raya oscura (horizontal) para que casase con el ladillo... pero no deja de ser otro punto de vista insustancial y personal que podrás compartir o no. Sólo se aprecia con claridad en la primera foto.
      Ya me dirás que te parece Oscar y, sobretodo, muchas gracias por tu paciencia ;)
      Un saludo, compañero.

      Eliminar
  8. Ahora lo ví!jeje...es que no me había puesto las gafas...Bueno creo que como dices es susceptible de opinión.Como tu dices está perfecto,claro.Pero a mí me gusta como queda esa rotura del casado.A veces no es cuestión de buscar la perfección.Entiendo que ese detalle le da personalidad,menos rigidez y más frescura al conjunto.No sé si me explico.Para mí está bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, resulta más liviano y fresco, te has explicado con claridad meridiana ;)
      Yo tampoco lo tocaría, sólo era por enredar un poco la madeja buscando más puntos de vista y es que en este oficio no hay nada escrito, cada pieza es un mundo.
      Gracias por tus comentarios Oscar, como dice Julia, ha sido una colaboración profesional de lo más instructiva ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Me alegra mucho que coincidas en ese punto.Yo es que soy un poco autodidacta, y a veces podrás ver que se me va la olla.Pero coincidir en ese matiz tan personal me ayuda a creer que voy por el buen camino.En fin, todo esto lo podríamos resumir con que la arruga es bella, y la belleza inperfecta.
    Hay que buscar la perfección para encontrar la inperfección.
    Bueno y no voy a seguir que esto da para otro post.Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen trabajo! Enhorabuena ha quedado preciosa la butaca,

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iván.
      Me alegra que tengas tan buen gusto, jeje...
      Muchas gracias por tus palabras ;)
      Un saludo.

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**