--------------------

La Metalurgia, aplicada.

Hola.

Ya estamos de vuelta después del ansiado y ya olvidado veraneo, que pronto se acaba lo bueno, ahora que empezaba a cogerle la marcha… en fin, tras la primera y dolorosa semana de trabajo, que me ha recordado lo que es la “hinchazón metacárpica”, se me antoja esparcir un poco de sabiduría profesional a diestro y siniestro y, ya de paso, a todo aquel que le apetezca dedicarme unos minutos.

Como bien reza la nomenclatura de esta entrada en forma de título, el tema de hoy trata del metal aplicado al tapizado y no de una asignatura infumable digna de un Master.




En el apartado de terminaciones del mueble tapizado ya comento lo que hoy paso a detallar: La emulación del cosido manual mediante “la chapa”. Así es como denominamos a la tira metálica dentada que cierra contras de sillas, sillones y sofás.

Clavando la chapa.
Lo primero y fundamental para llegar a este paso, es haber tapizado el resto de la pieza, que para eso es una forma de terminarla ;) . Una vez que tenemos claro que queremos simular un cosido manual empleando menos tiempo de fabricación y sin riesgos de dejar visibles las puntadas con sus respectivos “tiros” (vocablo éste que ya expliqué hace un tiempo), grapamos las pestañas justo donde queremos que doble la tela. Es importante clavarla en su totalidad para evitar movimientos indeseables.

15062011178
En la siguiente foto observamos la tela del contra clavada a la inglesa, supongo que esta forma de graparla no es originaria de Pamplona, aunque vete tú a saber. Por si te resulta desconocido, se clava vuelta del revés y perfilando la recta (en este caso) con una tira de cartón clavada a conciencia para que no se cantee.

Una vez clavada la chapa la doblamos ajustando los dientes y dejando el hueco justo para doblar la tela, el material que utilicemos para dar cuerpo a la trasera, ya sea goma de medio centímetro o guata, la doblaremos a la par según el material, algunos lo requieren para disimular los “pellizcos” del dentado y otros no, aquí es donde interviene la sapiencia y  experiencia del artesano. Personalmente, prefiero la guata o algodón por resultar más  adaptable que la gomaespuma.

15062011183
15062011180
Es el turno de sacar a pasear la aguja curva, ésta es una manía particular del que suscribe, porque aún habiendo herramientas específicas para éste y otros trabajos, yo la empleo para casi todo. Herramienta versátil donde las haya que me sirve tanto para coser con liza, como para destensar puntos de costura que han quedado tirantes o ,en este caso, meter la tela. En tres tiempos os explico como se hace.

Una vez que la tela está sujeta por los mordientes de la chapa, sólo queda aplicarle una tunda de martillazos para que al chafarse el dentado, oprima la tela cerrando así los huecos existentes y dejando a la vista un acabado limpio y fino.

Como no estoy seguro de haberme explicado con claridad por el abuso continuado del espacio temporal apartado de la expresión escrita, y para no variar, os dejo un vídeo donde un señor hacendoso plasma lo aquí descrito… el día menos pensado cuelgo el film directamente y me ahorro unas horas de cháchara, que alguno lo agradecerá.


Bueno, creo que no se me escapa nada al respecto y como siempre, espero no haber “matao” a nadie del aburrimiento… que no están las cosas como para perder la vida.

Un saludo.




4 comentarios :

  1. Hola Tapestry, recuerdo ver a mi sobrino rematando así los respaldos de sillas modernas de madera vista, bueno a él y a su oficial, Manolo, un hombre bueno y honesto que le enseñó mucho. Aquella si que pudo ser una buena relacion oficial-aprendiz.
    Me encanta que saques a pasear la aguja a la minima..., es una herramienta originaria de hueso y que supuso una transformación extraordinaria en la indumentaria de nuestros ancestros recientes. Surgia una nueva forma de trabajar la piel, aparecía la estetica, la decoración..., rebasando a lo simplemente util.
    Un abrazo Tapestry.

    ResponderEliminar
  2. Hola bicipalo.
    Por lo que veo, en la familia tocáis todos los palos del gremio... me imagino que las charlas laborales en las comidas de familia, serán lo más parecido a una convención sobre Gepetto ;)
    Según cuentas de Manolo supongo que perdería el tiempo en enseñar bien el oficio a tu sobrino, hay que valer y armarse de paciencia para domar a los potrillos salvajes y modelarlos como profesionales. Ni que decir tiene que el sobrino se encuentra entre los afortunados, hoy en día inexistentes, que aprendieron el oficio con la nariz del oficial pegada en la nuca.
    Ahora las agujas de hueso han dejado paso a las aleaciones ligeras, pero la liza de cuatro cabos tan difícil de encontrar, sigue siendo un trenzado de hebras naturales, aunque también se ha visto ninguneada por esa especie de cuerda de pita blanca que se despelucha a la mínima... ya sabes que los recortes presupuestarios mandan sobre los costes de producción, una pena.
    Gracias por tu tiempo compañero.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!me gustaría saber dónde podría encontrar "la chapa" porque estoy tapizando el respaldo de una silla y creo q sería un remate genial.gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ;)
      En la sidebar tienes unos enlaces donde se pueden encontrar todos los materiales y/o herramientas que necesites. Alguno depende de tu situación geográfica pero en internete, no hay fronteras (o casi).
      También podrías pasarte por cualquier taller de tapicería a ver si hay suerte y gastan "chapas", si no, tal vez pudieran pedirlas a algún representante.
      Espero haberte servido para algo, ya me contarás el final de la historia ;)
      Un saludo Anónimo.

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**