--------------------

La Posada Tapestry.



Andaba yo leyendo a un camionero adicto al teclado cuando un día mentaba en modo agradecimiento a un tal Senovilla por haber publicado en su blog. Lejos de parecerme lo más usual, seguí los pasos del individuo y me topé con El Peregrino de la Blogosfera, una iniciativa que despertó mi curiosidad y la idea de sobre qué podría hablar alguien ajeno al convenio, fue el detonante que me animó a invitarle a pasarse por mi casa, que hoy se torna posada del Peregrino.

 Qué decir tiene que supo encontrar el vacío que yo mantenía sumido en el olvido, también llamado “un pa’luego” que guardaba en la recámara para cualquier año venidero que fuera falto de recursos literarios: La Historia del Tapestry en estado puro, un vistazo a los orígenes del oficio de un servidor y que hasta hoy, yo mismo desconocía.

 No me preguntéis el porqué, pero cuando me llegó el artículo al buzón del correo y una vez leído, me vino a la cabeza Billy Bones, aquel bucanero que contaba historias en la Posada del Almirante Benbow al joven Jim Hawkins, en La Isla del Tesoro, entre tragos de ron y embelesando al chaval frente al fuego de la chimenea.

 Así que os invito a poneros en situación y atentos al trozo de historia que siempre se echó en falta en esta casa y que su autor tituló como:

“Orígenes Históricos de un Tapicero”.







El Peregrino de la Blogosfera llega a un taller muy especial que se dedica a difundir los secretos de un oficio casi tan antiguo como el de nuestra historia, así que pasar por aquí es todo un honor y por ello hablaremos un poco de los orígenes históricos de un tapicero.
El tapiz no deja de ser un tejido, pero un tejido especial que tiene en su fabricación una parte artesana imprescindible y que esta sea dominada con maestría.

Si nos remontamos en nuestro pasado tenemos a cientos de tapiceros muy hábiles en la Edad Media y de ellos era el protagonismo hasta que llegó el Renacimiento y ahí los pintores quitan ese protagonismo con sus obras a los tapiceros, ya que lo importante era la pintura y no el tapiz.
 El origen histórico del tapiz es complicado averiguarlo, sabemos que ya en Egipto y en Babilonia era conocido y usado, después lo usaron los griegos y los romanos, y aquí en España, nuestra vieja Hispania, aquí fueron los árabes los que trajeron a sus primeros artesanos tapiceros, era el comienzo de la Edad Media. 
Tapiz en Pastrana.


















Tendrán que pasar muchos años desde la llegada de los tapices árabes a nuestra tierra peninsular para que en el siglo XVII nos conste que comenzaban a extenderse los talleres de tapicería por nuestras ciudades más importantes. 

Tapices en La Seo, Zaragoza.
Posiblemente en la Cordoba majestuosa anterior a la Reconquista, el oficio de tapicero tuviera cabida en talleres pequeños, pero no se tiene constancia certera de su existencia, aunque sí que es cierto que se tienen pequeños trozos de aquella época guardados en la Fundación madrileña de Valencia de Don Juan.

En Navarra he estado indagando y en el año 1.413 ya había maestros tapiceros, así como en Barcelona y Valladolid, pero hasta Pedro Gutierrez es difícil encontrar a un artesano del tapiz famoso.

Este Pedro Gutierrez fue un tapicero muy famoso por servir y trabajar directamente para Felipe II, pero ciertamente el gran oficio del tapicero estaba casi en exclusiva dedicado a la reparación de los tapices importados, especialmente los procedentes de los Países Bajos que eran de gran vistosidad.



















Tapices en Bruselas.
El oficio de tapicero es todo un arte, ya que se trata de manejar manualmente todos los utensilios y herramientas necesarias para la creación de su obra o la restauración de algún tapiz, por lo que a día de hoy en España podemos casi afirmar que son oficios en peligro de extinción, salvo grandes personas que aún luchan por difundir su arte en la blogosfera, y para muestra un botón en este blog.


Creo que en España corrían los años 60 cuando se puso de moda el Escay en nuestros sofás caseros,

















una forma de abaratar precios y sin duda alguna perder calidad y confort, pues muchos cuando éramos niños aún recordamos como se nos pegaba el culo a tan falsificada piel, también recordaremos con añoranza a aquél hombre que para reparar el sofá llegaba a casa y comenzaba a desnudar el sofá y dejar a nuestra vista el esqueleto tan sencillo que componía nuestro lugar de descanso, con su caja de herramientas y golpes de martillo volvía a vestir aquél sofá que el abuelo en un descuido quemó con su tabaco de liar.

Actualmente el Estado del Bienestar hace que cuando se nos estropean los sofás por muy buena piel o tela que tengan, tendemos a cambiarlos por otros, pero en tiempos de crisis aún tenemos la posibilidad de mantener nuestro bienestar llamando al tapicero que con su maestría nos dejará niquelado aquello que le encarguemos.

Ciertamente he de decir que a veces cuesta más el collar que el galgo y aún reconociendo la labor artesana y la perfección en sus acabados, al haber pocos especialistas del tapiz hay también poco margen para barajar mejores precios como demandante de uno de los oficios más antiguos.

Estar aquí ha sido todo un placer y un honor, además encontrar amigos en la blogosfera es ideal, si tengo que restaurar los sofás a buen seguro que me hará este amigo un buen descuento ;-))

Y les dejo una pregunta como siempre para su reflexión ¿Volverán a ser importantes los tapiceros en estos tiempos en que se demanda sólo consumir y poco conservar?






Después de esto, sólo me queda agradecer de corazón a este peregrino su parada en mi posada y espero que os haya resultado tan interesante como lo ha sido para mí.


José, ha sido todo un placer recibirte y darte cobijo a cambio de un puñado de letras, una experiencia del todo enriquecedora, muchas gracias ;)

Un saludo.




26 comentarios :

  1. Hacer un buen amigo, estar en su hogar invitado y contando una historia con un vaso de ron es impagable. Así que el agradecido soy yo, muchas gracias por enriquecer la historia con tanto esmero en la selección de imágenes y novelar el artículo.

    Un abrazo querido amigo, luego le daremos difusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido todo un honor acogerte en mi posada y compartir esos tragos ;)
      ...y más aún que la "adaptación novelesca" haya sido de tu agrado. Esta entrada, de buen seguro, guarda un significado especial y no sólo por la faena que me ha llevado trastear con el código (que se me da fatalico ;) sino también por el nacimiento de una buena amistad.
      Sr. Senovilla, siempre será bienvenido a esta su tapicería.
      Un fuerte abrazo y hasta pronto ;)

      Eliminar
    2. D.José, vuelvo para reiterar mis agradecimientos y esta vez por la entrada dedicada a un servidor y que me honra sobremanera ;)
      La calurosa a-cogida que comentas en tu página, después del encuentro de dos varones en una posada... da pie a un sinfín de interpenetraciones, cuida tus palabras amigo, ya sabes de las lenguas viperinas ;D
      Fuera de chanzas, agradecido hasta el punto de considerar el descuento del que hablas ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha encantado tu entrada Jose, enhorabuena amigo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Genial!Una entrada preciosa y de lo más interesante.Nos has transportado en la historia y no hay nada que me guste más.
    Personalmente creo que los artesanos siempre serán importantes y necesarios. Pero bien es cierto que en los tiempos que corren la gente se lo tendrá que pensar dos veces antes de deshauciar un sofá,los zapatos o lo que sea. Al final esta crisis nos va a servir de cura de humildad, ya ves, no hay mal que por bien no venga(aunque en lo que a mi respecta me considero suficientemente curada y ya pueden volver las vacas gordas, si es que tienen pensado volver).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pablo es Mamen, que mi hijo no cierra las cuentas y mezclamos todo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje...
      Es lo mínimo que puede pasar al compartir ordenata.
      Me alegro de que te haya gustado la entrada, la verdad es que el amigo José hizo los deberes a conciencia, regalándonos un retazo de historia de lo más interesante.
      Saluda a Pablo de mi parte y un abrazo para ti ;)

      Eliminar
  5. Pues encantada de pasar por la posada y escuchar la historia del Peregrino. :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Olvido.
      Siempre es de agradecer una visita amiga ;)
      Y como siempre, gracias por "aparcar" en la posada.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  6. Un gusto conocer este magnífico Blog!!
    Felicitaciones Tapestryworkerman por "Tu Posada"!!
    Excelente e interesantísimo el post del "Peregrino Senovilla"!!
    Ha sido un placer!
    Saludos cordiales a ambos!
    Lau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura.
      Muchas gracias por tus palabras ;)
      La verdad es que el post del Peregrino es una lección de las de examen de historia que yo sólo he adornado un poco.
      Me alegra que te haya gustado el blog y espero que repitas, que aún quedan habitaciones ;)
      Un saludo Laura.

      Eliminar
  7. Llego a este blog de la mano del señor Senovilla.
    Noble oficio este de tapicero. Algunos ejemplares son buenísimos, como esos que citas de la Seo de Zaragoza que tuve hace poco la suerte de ver, con unas historias detrás de lo más divertido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cayetano.
      Al menos en mi oficio, siempre se ha dicho que la mejor publicidad es el boca a boca entre los clientes, así que sé bienvenido ;)
      En cuanto a los tapices de La Seo, no sabía más allá de la historia misma, así que cuando vayas bien de tiempo, podrías ponernos al día, que me has dejado un reconcome... ;)
      Gracias por tu visita y tus palabras.
      Un saludo Cayetano.

      Eliminar
  8. Muy buen articulo e instructivo, buena idea la de divulgar estos oficios que casi estan perdidos debido a la modernidad y los nuevos materiales... y senovilla es todo un crac buacando temas para los blogs invadidos...

    Un abrazo, Kiko.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... cuanta razón tienes!
      Senovilla cuando invade, invade bien ;)
      El artículo plasma a la perfección el origen del gremio además de hacer amena una lección de historia!
      Agradezco tu visita y que te hayas dejado unas palabras ;)
      Un saludo Kiko.

      Eliminar
  9. Llego a este blog gracias al El Peregrino de la Blogosfera. No lo conocía. Tengo que decir que es un gran blog! Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola albers.
      Me alegra saber que te ha gustado el blog... ya sabes donde ir cuando necesites un tapicero online ;)
      Gracias por tu visita y tus palabras.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Hermoso post, incluso menta a los galgos y a sus hermosos collares, anchos y elegantes. Y menta como no a tu oficio, y dice bien en extinción, un conocimiento que no encuentra relevo y no por esa sociedad del usar y tirar, si no por la perdida del aprendiz y del anhelo de saber un oficio, de aprenderlo desde abajo, de conocerlo, de mimarlo y si hace falta hast amarlo.
    Ayer fotografiaba las manos de un oficial y el hombre no sabia porque lo hacia, proque queria fotografiar sus manos, igual porque le queda poco para jubilarse, al final, miró a la camara y sonrió agradecido.
    Un abrazo Tapestry y enhorabueno por ese pergamino tan agradecido que te han dedicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro.
      El peliagudo asunto del aprendizaje... más valía que fomentaran este tipo de contratación para formar personal cualificado aunque los jovenzanos prefieren el estudio (muchas veces infructuoso) hasta casi los treinta, para luego enganchar en casi lo que sea :(
      No creo que seamos conscientes a ciencia cierta de la suerte que tuvimos de empezar barriendo por muy duro que resultara, como bien dices, desde ahí es desde donde se empieza a mamar un oficio y a conocerlo hasta el punto de amarlo.
      Para terminar, coincido contigo para con el post del Peregrino, un retazo histórico digno de pasar a la historia ;)
      Gracias por dejarte caer por la tapicería ;)
      Un abrazo Pedro.

      Eliminar
  11. Reboto igual que tu hiceste, Sr Tapicero, y me quedo a leer tus historias, la mar de interesada. Buen artículo que desvela a una lega como yo un mundo nuevo.
    Por cierto, me encanta la imagen de la cabecera de tu blog....de lo más gráfico.
    Saludetes, Ana. ;o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana.
      Es un placer verte por aquí y un honor que te quedes ;)
      Me alegra que te haya gustado la cabecera, no en vano, me costó varios descartes y unas cuantas horas... de más ;)
      Muchas gracias por tus palabras y hasta pronto.
      Un saludo Ana.

      Eliminar
  12. jajaja siento haber tardado tanto pero la cosa se me fue de las manos jejeje. Con la de veces que he deseado que estuvieras cerca para arreglar algún sofa de los que transporto que ha tenido un accidente ejejje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Antonio, que grata sorpresa!! ;)
      No te hacía yo por estos lares desde la migración, jeje... ¿cómo van las panzadas de kilómetros?, espero que la crisis del rosco no apriete demasiado, supongo que algo habrás contado en en tu blog pero, abochornado me hallo, hacía días que no me pasaba por tu casa... debo retomar viejos hábitos de lectura ;)
      Muchas gracias por dejarte una palabras por aquí.
      Un saludo toni1004 ;)

      Eliminar
  13. Un placer visitarte y leerte!! He pasado un rato muy ameno
    Pronto regreso!!


    sayonara
    http://cuentosdensueno.blogspot.com
    http://a212grados.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marilyn.
      Me alegro de que te lo hayas pasado bien ;)
      Será un honor volver a verte por aquí, siempre serás bienvenida.
      Muchas gracias por tu visita, un saludo y hasta pronto ;)

      Eliminar