--------------------

El Capitoné paso a paso.

 

Hola.

Ya llevaba yo días con ganas de explicar como hacer Capitoné, la técnica del tapizado que puede resultar un tanto abrumadora o desafiante para los no profesionales del sector, o un entretenimiento gordo para los oficiales cualificados de la tapicería. En estas entradas, quiero dar a conocer una forma sencilla y asequible de ejecutar una técnica generalizada de poner botones y que en el día de hoy aplicaré al Capitoné, paso a paso.

En alguna posible futura entrada, narraré como hacer un Capitoné con crin vegetal, muelles y “motas” a la antigua usanza, sabiduría casi perdida hasta en la memoria y que no muchos saben llevar a buen puerto, otorgando al profesional una membresía cuasi de Vuecencia.

Capitoné a la vieja usanza.

En el caso que os voy a exponer no podremos llamarlo un Capitoné en toda regla ya que (en este modelo en concreto) no acabamos el rombo completo, pero puede que os resulte más fácil a la vista y la digestión de la ejecución, que es la misma independientemente del tamaño y número de rombos, así que, sin más dilaciones, damos paso a las explicaciones:

Lo primero a tratar con este sistema es como agujerear la goma que vamos a usar, sea cual sea su densidad o grosor aunque, a título personal, prefiero una buena resistencia para que quede duro y, por ende, resistente al tiempo. Haciendo los agujeros previamente, conseguiremos que los botones profundicen y queden lo suficientemente embutidos aún con la tela ya tensa en cada pliegue.

“A cuchillo”, a golpe de “saca bocaos” o a taladro con broca hueca, podemos hacer boquetes en la goma pero como siempre, la neumática acude en nuestra ayuda facilitándonos la vida a golpe de pedal:

Mohamed haciendo de las suyas…

2012-06-15-0542012-06-15-055

Una vez tapizados asiento y brazos, clavaremos una arpillera bien tirante en todo el perímetro del respaldo, reforzándola con un par de cinchas elásticas o más, dependiendo del tamaño de la superficie a abotonar. En el contorno del respaldo colocamos un burlete para dar volumen y matar los cantos, antiguamente esto se conseguía mediante el guarnecido manual.

Con este sistema de “abotonamiento” es conveniente darle un golpecico de cola de impacto/contacto al reverso de la goma para evitar que se mueva de las marcas hechas en la arpillera y coincidan con los agujeros aunque, según otros, viene bien tener la goma suelta para poder rectificar si el respaldo es muy grande, aquí cada uno con su cada cual…

Continuará…



18 comentarios :

  1. ¿de que diàmetro han de ser los agujeros?Quiero probar en el entrepaño de un cabecero , peromprimero quiero tener bien claro todo el proceso, así que soy todo ojos y oídos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen.
      El diámetro que más usamos en la fábrica es es de centímetro y medio, depende de la fornitura (tamaño del botón) que empleemos, también influye el grosor de la tela o piel que vayamos a usar pero, generalmente, con la medida que te digo será suficiente.
      El agujero debe permitir el paso del botón y el grosor de la tela sin demasiada holgura, para que ajuste.
      Fíjate que ni había caído en ese detalle, menos mal que andas por aquí para ponerme en mi sitio, jeje...
      Todo lo que te vaya surgiendo por la mente no dudes en decirlo, seguro que me dejo más flecos de los que debiera por el camino ;)
      Mil disculpas...

      Eliminar
  2. Está visto que cada cual tiene su especialidad. Lo del capitoné es un arte que solo los verdaderos artesanos del mueble logran realizar con éxito. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, dentro de que podamos tocar todos los palos, la especialización es necesaria, hay muchos pitos que tocar para tocarlos todos, aquí vale cualquiera de los dichos: "Más vale poco y bueno que mucho y malo" o "quien mucho abarca poco aprieta".
      Con la de asientos y respaldos de todo tipo que habrán pasado por vuestras manos, se me hace raro que no hayáis "customizado" ninguno con capitoné, me imagino un asiento de gel y visco de los que hacéis, con respaldo abotonado... así que para un próximo sidecar de época, ya sabéis ;)
      Saludos on the road ;)

      Eliminar
  3. Ahí te quiero ver, tocando capitoné.A Mamen no le des muchos detalles que ya sabes que luego nos saca los colores, eh? ;)
    Por cierto qué densidad de espuma usáis para ese respaldo? Alguna HR?

    un saludo tapestry.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué de razón llevas, esta mujer nos deja con el culo al aire si pilla dos nociones ;)
      Por cierto, le dejé dicho que el diámetro era de 1'5 y no es cierto, es de dos centímetros, a disculpar...
      Y volviendo contigo, este modelo lleva una goma de densidad veinticinco suave de ocho cm. de grosor, son las que solemos usar para todo tipo de respaldos "capitoneados".

      Eliminar
    2. ... un saludo Oscar, que llevo la mente dispersa ;)

      Eliminar
  4. Genio total...!! todavia no lo lei, apenas regrese a BsAs lo leo y seguro que aprendo un monton, gracias...Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que agradecer ;)
      Se acaban las vacaciones de verano... o las de invierno?, llevo un cacao con el desfase horario este, jeje...
      Gracias a ti Julia, un saludo.

      Eliminar
  5. Esta promete ser una interesantisima saga de post, Tapestry. Estos acabados pueden parcerle a algunas personas, viejos y demodés..., pero su elegancia es imperecedera y desde luego vale la pena que se pierda.

    ResponderEliminar
  6. Cudadíiinnnnn, queria decir "que NO se pierdaaa...¡¡¡¡"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huyy!! te has librado del tirón de oreja por los pelos, jeje... mucho mejor que no se pierda, ande vas a parar ;)
      Y no te pienses que estiraré mucho el capitoné, de hecho, acabo temario en la próxima entrada aunque podría extender la cosa hasta el sinfín pero, como menciono arriba en modo prosa, las motas y el crin lo dejo para un futuro incierto.
      Para terminar, comparto tu opinión, el capitoné aporta una sobriedad y elegancia atemporal... dentro de cincuenta años el oficial que sepa hacerlo, será lo más parecido al Amo del Universo ;)

      Eliminar
  7. Impresionante. Me gustaría mucho intentarlo, pero parece muy complicado...Mejor dejarlo a los profesionales ¿verdad?
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jürgen.
      Pues si te apetece hacerlo, no te reprimas, que esas cosas son las que nos hacen mayores... estarás entretenido un rato de los gordos, pero seguro que disfrutas ;)

      Eliminar
  8. Saludos tardíos pero saludos :)
    Supongo que habrás explicado que donde va el botón hay que hacer un pequeño
    solape que hace que el rombo quede mas visto :) por lo demás fenomenal ver personas que como tu se dedican ha mostrar esta hermosa labor. que no se pierda.
    Felicidades

    ResponderEliminar
  9. Hola Andrés... yo si que llego tarde y he encontrado tu comentario de rebote pero me aferraré a los dichos populares diciéndote aquello de "más vale tarde..." ya perdonarás por la demora o_O
    Pues tal vez no haya dicho nada del solape aunque al embutir el botón y limpiar los pliegues, casi que te obliga.
    Bueno Andrés, gracias por tu comentario y tus animosas palabras ;)
    Un saludo, Tapestry.

    ResponderEliminar
  10. jaja encontré tu página por casualidad, que cierto es lo que decis, nuestro oficio esta completamente en extinción, ya no te dan ganas de hacer nada y te preguntas para que tanto esfuerzo en aprender, cuando empece a trabajar aca en uruguay se trabajaba con crin vegetal, se usaban resortes, se hacia el atado "pullman" y el famoso "fazón" para armar un asiento, respaldo o brazos de un sillon, meta aguja doble punta y aguja curba, basteado,puntada doble cadena para el burlette,etc. para que sirve ahora saber todo eso?? se engoma se pone caño de luz corrugado (aca al menos) y goma en el asiento, no se precisa saber mucho,en cuanto al capitonee, me costo trabajo aprenderlo, era muy joven,al pozo, rellenando los panes, abriendo el agujero (como tu lo explicas) pero eso vino despues, antes ibas, como dije rellenando los panes de a uno, jajaj increible pero era asi. en fin, nos dedicaremos a la informatica para pasar lo que queda del dia, de lo nuestro ya no queda nada. saludos desde uruguay

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.
      Me alegra que me hayas encontrado aunque sea de rebote, siempre es de agradecer encontrarse con compañeros y más de tan lejos ;)
      En relación a lo que comentas, todo aquello que aprendimos de jóvenes, aunque ahora esté en desuso, siempre lo tendremos en la recámara y siempre podremos aplicar sabiduría cuando la ocasión lo requiera.
      Estos "forrapalos" (que no son más que montadores de sofás), cuando vean crin lo mismo les da por rumiar al no saber para que sirve, jeje...
      Y lo del capitoné, pues eso, la sabiduría del recuerdo siempre estará contigo, quien sabe, el día menos pensado igual se acaba la goma y tenemos que volver a desenredar nudos y tragar polvo ;)
      Muchas gracias por dedicar algo de tiempo y dejar tu valiosa opinión profesional, es un placer que hayas parado desde tan lejos.
      Un saludo a Uruguay... y no dejes de pasarte por aquí ;)

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**