Sinapsis de un Tapicero <!--Can't find substitution for tag [blog.pagetitle]-->

El botón del señor Martín.

Hola.

Seguro que todos conocéis la canción infantil menos versionada de la discoteca popular. Ni Parchís, ni Enrique y Ana, ni tan siquiera los payasos de la tele hicieron nada por dar otro aire a la tonadilla dedicada a un botón de un tal Martín, que albergaba un ratón, ton, ton, y que, por ende, debía ser muy chiquitín… o el botón tremendo.

No sé a vosotros, pero a mí nunca se me ocurrió pensar como se hacían ni como se ponían los botones… pues mira tú por dónde, ya llevo colocados unos cientos.

Ya metidos en materia, explicaré en primer lugar la fabricación de los botones para más adelante explayarme en su colocación y, como todo esto puede alargarse un poco demasiado, dividiré el temario en dos partes: la primera y la segunda, así que al tajo:


Los botones empleados para la tapicería se componen de tres partes:
  • ForniturasLa fornitura o cuerpo del botón que se divide en dos cuerpos: el ovalado que propiamente es el botón en sí y que soporta la tela que elijamos y el soporte, que puede variar en función de la utilización que vayamos a darle, puede ser de anilla para poder atar o coser (los que más usamos los tapiceros), de clavo o bien de patillas, estos últimos son los empleados en la tapicería del automóvil o fundas abotonadas.
  • Y como último componente, la tela.
Como todo en esta vida, todo tiene un comienzo y supongo que un tal Señor Botón forró de tela un cacho de madera y a partir de ahí nacieron los procedimientos varios para su confección. A día de hoy y desde hace unos cuantos años, este trabajo lo desempeña una máquina llamada Botonera  que necesita la mano del operario para su funcionamiento en mayor o menor medida. Las más utilizadas son las de accionamiento manual por ser más asequibles, monetariamente hablando.

El procedimiento es sencillo, se trata de matrices de distintos tamaños donde encajan ambas partes del botón (las fornituras) y mediante la presión ejercida mediante un simple mecanismo de muelle, los cuerpos del botón se unen. Y para muestra, planto un vídeo que os disipará las dudas.


Ésta que habéis visto debe ser un réplica exacta de las primeras botoneras que se comercializaron ;) Siguiendo el mismo procedimiento de matrices y troqueles varios, la idea ha seguido evolucionando y las más funcionales han pasado a ser las que facilitan el cambio de los moldes mediante una pieza móvil. Bueno, a mí y según lo he descrito, tampoco es que me aclare mucho si no supiera del tema, así que… vídeo.


En este vídeo se aprecia lo que os comentaba antes de la parte móvil de las matrices, aunque no sea el tipo de botonera que más se estila en los talleres de tapicería, los procedimientos son los mismos y en vez de ser accionada por neumática, el momento “palancazo” manual es lo habitual en las empresas del gremio y éstos, los resultados:

                boton clavo            boton forrado

Bueno, esto es todo en cuanto a la fabricación de los botones, no tardando mucho (y si los quehaceres personales no me lo impiden), explicaré la técnica para ponerlos, ya sea sobre cojines, almohadas o respaldos de capitoné… pero eso ya lo dejo a elección del consumidor ;)

Gracias por vuestra atención y hasta pronto.

Un saludo.

Continuará…








14 comentarios :

  1. ¿Que tal, Tapestry...?, el botón en tu mano poco dice..., peroooo, a mi me fascina la visión del boton integrado en un capitoné, por ejemplo en el respaldo de un Chester o en sillón giratorio de despacho. A veces los veo en las tapicerias de mis clientes y no puedo apartar la mirada de esos trabajos. Jamás un boton fué tan digno como cuando marca ese rombo.
    Un abrazo tapestry.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro.
    Pues no lo había visto así nunca... es cierto, lo poco e insignificante que es por si sólo y lo que luce en un capitoné.
    Comparto tu gusto por los sillones de despacho que lucen rombos y más aún si es en piel, que viste un huevo ;)
    Gracias por tu visita y tus siempre instructivos comentarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Je, je, je..., siempre que sean de piel marrón, es otro de los colores que me obsesiona, bueno ya ves el color de Duna.
    Tapestry, tapizar es un arte, se que lo sabes, pero cuando tienes la oportunidad de ver como lo hacen aún lo valoras mas..., y el capitoné es uno de esos trabajos que hacen grande tu oficio..., simplemente ver como mi sobrino tapizaba el asiento de una BMW trail, que originariamente se tapizan prensando con una maquina, dada las irregulares formas del asiento y sin costuraaaassss.....¡¡¡¡¡¡. Fué un espectaculo verlo, estuvo a punto de rendirse, pero pasaba las manos una y otra vez, una y otra vez, tiraba, tensaba y volvía a acariciar y finalmente a grapar.
    Tapestry, un arte, lo dicho.

    ResponderEliminar
  4. ... entiendo a tu sobrino, a mí también me ha tocado tapizar asientos de amoto y conseguir sacarlo sin las prensas de calor, es una aventura.
    No sé él, pero yo después de estas "faenas" me contaba las rayas de la mano por si acaso ;)
    Da gozo cuando alguien aprecia y reconoce el trabajo que realizas y el esfuerzo que conlleva hacerlo bien.
    Y otra vez coincidimos, la piel marrón en muchas de sus variantes, es mi favorita. También es el color que más me gusta para tintar las patas.
    Gracias por tus palabras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Que digo yo, que de botones entiendo poco...
    Y de tapizar lo único que sé, es que mi amigo tapiza de la ostia, claro que lo mío son los cables...
    Pero mira tú que yo pensaba, que lo de Martín eran sus seis pollos, ¡Que no me han dejado hechar una siesta en condiciones este verano!, y el Perro del sobrino.
    No si al final tanto divagar, y no se ya de que estábamos hablando.
    Lo dicho, muy bueno lo de los botones, pero yo Ni idea...
    Saludos from Valencia.
    Eltiotoni

    ResponderEliminar
  6. ESE TONI!!
    Qué tal super amigo?.
    De hacer botones no tendrás ni idea, pero de todo lo demás eres el amo. Tan pronto te forras una habitación de madera, como fabricas armarios, incluso te he visto arreglar desaguisados en los imposibles entramados de cables de los todo terrenos del '82 sin ser mecánico automovilístico ;) ... al menos, hasta ahora has respetado mi oficio, así que seguiremos siendo amigos jeje.
    En cuanto al sr. Martín del que tú hablas, más le valía echarse de animal de compañía uno de estos ratones que dejan dormir, pero piensa que los roedores tienen poca chicha donde hincar el diente, entonces es comprensible que no tengan cabida en el pueblo :D
    Gracias por dedicarme unas palabras Toni, ha sido toda una hemorragia de satisfacción tenerte por aquí y no dudes que siempre serás bien recibido allá donde vengas.
    Un besazo para tí y tu family... y cuídate, que quedamos pocos de los buenos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Interesante artículo. Te enlazo aqui: http://www.informamemas.com/2011/10/el-boton-del-senor-martin.html
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hola PC.
    Gracias por tu visita, por tu halagadora opinión hacia mis palabras y, como no, por enlazarme en tu página... la verdad es que ya ni mi mujer me encuentra interesante ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola maestro.
    Estoy buscando tachuelas plateadas y no las encuentro.
    ¿Sabes donde las podría comprar?.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.
      En esta misma entrada, en "Materiales y herramientas" (en la sidebar) hay enlaces que te pueden venir bien dependiendo de tu Localidad. En algunos enlaces de los que te comento, se pueden adquirir online.
      También podrías pasarte por alguna tapicería cercana y preguntar, seguramente tengan in situ o puedan conseguirla con facilidad.
      Bueno, ya me dirás como acaba el tema y si te han servido para algo las direcciones ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  10. aque medidas deven de ir colocados los botones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio.
      Pues puedes colocarlos como creas conveniente, no hay una normativa que regule el tema, es cuestión de estética y es algo que decide el profesional según modelo o superficie a abotonar.
      Si lo que buscas son las medidas para un capitoné, pásate por aquí , ahí me extiendo en por menores sobre el tema.
      Espero haberte servido de ayuda.
      Un saludo, Tapestry.

      Eliminar
  11. Buenas, he comprado una butaca chester de segunda mano en cuero negro y le faltan 4 botones.
    Me gustaría saber si hay alguna técnica especial para ponerlos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa.
      Pues sí, hay una técnica específica y varias formas de aplicarla. En esta entrada y y en esta otra explico como hacer lo que buscas.
      Para poner los botones que faltan, o bien desclavas la butaca para restaurar el capitoné conforme a la técnica tradicional o puedes hacerte con esta herramienta que podría sacarte del apuro sin tener que currártelo demasiado, eso sí, no puedo asegurarte que el resultado sea el esperado ya que la profundidad de los botones ya no la ejerces al gusto o al mismo tempo que el resto pero es una opción a considerar que te ahorrará tiempo y esfuerzo. Ahora, comprarte la herramienta específica para un sólo uso... depende de tí.
      Bueno, decidas lo que decidas, pásate por aquí y nos lo cuentas, seguro que a más de uno le resulta interesante el proyecto... y a mí, el primero ;)
      Si tuvieses cualquier duda no dudes en dejar aviso que, gustoso, intentaría solucionar dentro de mi alcance.
      Gracias por tu visita y vuelve cuando quieras.
      Un saludo, Tapestry.

      Eliminar

**ENLACES EN COMENTARIOS**